GEN

Switch to desktop Register Login

El miedo paraliza escuelas en Santa María Chiconautla - Milenio.com

Ecatepec, Edomex • En la comunidad de Santa María Chiconautla, en Ecatepec, aún no hay calma. El linchamiento de un hombre el miércoles y los destrozos causados el jueves por los disturbios provocaron que el miedo se extendiera a por lo menos siete escuelas, donde solo había maestros y padres de familia preocupados.

“Señor padre de familia: si consideras, por seguridad de tu hijo, no mandarlo a la escuela, no habrá ningún problema”, se leía en una pancarta afuera de la secundaria técnica 162, en pleno corazón de la comunidad, a sólo unas calles del lugar donde el joven Axel Cisneros, de 25 años, fue golpeado por vecinos enfurecidos a raíz de las desapariciones de jóvenes y niñas. Ni hacía falta: los alumnos simplemente no llegaron ante el temor de sus padres a ser víctimas de estos plagios.

“De esta escuela no se han llevado a ningún niño...En realidad, los padres entraron en psicosis”, expresó María Zenaida García, directora del plantel que tiene 800 alumnos inscritos y al que ayer solo se presentaron 11: “Lo que sí es que estamos alarmados, porque sí hemos oído de la inseguridad”.

La secundaria está dentro del sector educativo número 6, que abarca 29 escuelas públicas y tres particulares. Antonio Ríos Torres es el jefe de sector, y a pesar de que en uno de los planteles de su jurisdicción —una secundaria de Otumba— se registró el secuestro de un maestro, consideró la situación en Santa María como solo “psicosis”.

“No tenemos ningún caso documentado en nuestras escuelas. Considero que son solo rumores…alarma y psicosis”, indicó.

Esta versión no es suficiente para las madres de familia del kínder Felipe Ángeles, en Ciudad Cuauhtémoc. Unas 20 acudieron para firmar un acta en la que pidieron al gobierno de Ecatepec aplicar rondines de vigilancia en la zona. Su miedo no es gratuito: de aquí surgió el rumor de que una banda del crimen organizado iría a secuestrar a 50 niños.

“Dijeron que me habían amagado, que me habían amordazado y que me pidieron a 50 niños y que yo les entregué 10. Y nada de eso es cierto”, aseguró la directora Guillermina Bizarrón.

La situación va más allá de los rumores. Laura Patricia, madre de un estudiante, aseguró que el miércoles pasado, a las 13:30 horas, vio pasar a un grupo de hombres armados a bordo de un automóvil sobre la avenida Laboratorio.

“De que hay peligro lo hay…Venían dos carros con fulanos y sus pistolas… por eso queremos apoyo, pero no de los municipales. ¡Queremos militares!”, exigió.

Los testigos directos de la inseguridad en esta zona son las familias de las menores desaparecidas. La Procuraduría de Justicia asegura que son tres casos, pero los vecinos sostienen que son siete. Uno de ellos es el de Arisbeth Sánchez Izalde, de 15 años, quien fue plagiada el 26 de febrero a las 6:30 de la tarde a unos metros de su casa, en la segunda cerrada de Álvaro Obregón. Ella iba a comprar un refresco junto con su hermano menor, de 10 años, cuando un hombre a bordo de una camioneta Windstar verde la abordó y le pidió subir al vehículo “o la mataría a ella o a los dos”.

“Es una banda que opera desde hace años y les interesaba nomás la niña”, lamentó su padre, Víctor Sánchez. “Yo lo que quiero es que se me haga justicia... Como padre, solo pido que me devuelvan a mi nena”.

El espanto no impidió que representantes del municipio firmaran un acuerdo con vecinos para poner un alto a las protestas a cambio de reforzar patrullajes en la zona. Anoche se empezó a cumplir el convenio: las corporaciones de seguridad de Ecatepec y el estado enviaron 400 policías para hacer recorridos permanentes en las 500 colonias de Santa María Chiconautla.

Escribir un comentario:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar